POLÍTICA DE COOKIES

Land Rover desea usar cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle información publicitaria personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACTUALIZACIÓN DEL NAVEGADOR

Hemos detectado que no estás utilizando la versión más actualizada de tu navegador. Al actualizar a la versión más reciente de Internet Explorer, podrás ver y utilizar esta página web como es debido y, en general, la navegación en Internet será más segura, dado que la actualización también tiene en cuenta las normas de seguridad más recientes.

LAND ROVER EXPERIENCE

Land Rover Experience (LRE) es la división de conducción de Land Rover que engloba a una red internacional de centros de conducción, instructores profesionales y preparadores de eventos. LRE desarrolla actividades y entrenamiento tanto a aventureros como a profesionales. Los centros LRE ofrecen una gran variedad de servicios apoyando las actividades de Land Rover, pero también, como negocio independiente, adiestrando a profesionales de todo tipo y preparando eventos de aventura.


La red de LRE cuenta hoy en día con 32 centros en todo el mundo, la mayoría de ellos gestionados como franquicias independientes. Sus actividades dependen de cada terreno y pueden ir desde conducción sobre lagos helados hasta las arenas del desierto, ajustándose en todo caso a los requisitos de cada cliente.
En todos los centros se sigue el Sistema Land Rover Experience de valoración de riesgos que distingue a estos cursos de todos los demás.


Los centros LRE se reparten en los siguientes países: Alemania, Austria, Bélgica/Luxemburgo, Canadá, China, Dinamarca, España/Portugal, Estados Unidos (4), Finlandia, Francia, Holanda, Noruega, Reino Unido (8), Rusia, Sudáfrica (3) Taiwán y Turquía. Conducir fuera de carretera es una actividad potencialmente dañina, de ahí que la responsabilidad medioambiental esté en el centro de la filosofía de LRE: “Tan despacio como sea posible y tan deprisa como sea necesario”. Para cada nuevo proyecto se llevan a cabo estudios de impacto medioambiental y el Código de Conducción de Land Rover subraya la responsabilidad de cualquier conductor cuando sale del asfalto. A los instructores se les inculca el método de conducción de Land Rover, que reduce el riesgo para el medio ambiente en todo momento del recorrido. Este conocimiento se transmite a cada participante en las actividades de cualquier centro Land Rover Experience.