• Si pensamos en los Alpes suizos, la palabra «infierno» no nos viene automáticamente a la cabeza. Pero aquellos que lo conocen saben que el monte Schilthorn, en Mürren, Suiza, ha acogido el Inferno Challenge desde que nació en 1928. Se trata de la pista de esquí alpino más antigua del mundo, con un descenso vertical de 2 km a través de sus 15 km de recorrido, una de las más largas y desafiantes.

      Cada año, 1.800 deportistas afrontan el reto. Pero en esta ocasión se han encontrado con un nuevo participante un tanto especial. El Range Rover Sport llegó con un objetivo claro: establecer un nuevo récord de pista para el descenso más rápido de una carrera de esquí alpino en verano.

      Conocido por su velocidad y su óptimo rendimiento, tanto dentro como fuera de la carretera, solo el Range Rover Sport podía enfrentarse a un reto así durante la temporada de verano, sin nieve. Pero un SUV como este necesitaba un conductor a su altura. Y aquí es donde entra Ben Collins.

      Incluso alguien con la experiencia de Ben hizo que los habitantes locales se sorprendieran cuando anunció que se enfrentaría al Inferno Challenge sobre un coche. Cleeves Palmer, Presidente del Club de esquí de Kandahar y veterano con 30 carreras a sus espaldas, dijo: «El terreno está lleno de piedras, ¡yo preferiría bajarlo esquiando en invierno que conduciendo en verano!».

      Ya preparado y muy decidido, Ben entró en el Range Rover Sport habiendo añadido solamente una jaula, un arnés de asiento y neumáticos reforzados. Partió para la cumbre dispuesto a asumir el Inferno Challenge con el objetivo de comprobar por qué el Range Rover Sport había sido elegido el protagonista de este desafío.

      Un terreno complicado, sin esfuerzo

      Hielo, rocas, gravilla, barro, tierra, hierba… el Inferno Challenge tiene de todo. Suena imposible para la mayoría de vehículos, pero no para el Range Rover Sport.

      Izquierda
      El control de descenso de pendientes ayuda al conductor a enfrentarse a descensos controlados en pendientes difíciles.
      Derecha
      El Inferno Challenge es la carrera más antigua de esquí alpino del mundo. #DrivenChallenges
      Con años de trabajo de ingeniería y habiendo sido puesto a prueba en un programa realmente difícil, quedó sobradamente demostrado que el Range Rover Sport está hecho para enfrentarse a lo que sea. Gracias al potente motor 5,0 litros V8 sobrealimentado, el reparto de par en curva (Torque Vectoring) es capaz de controlar constantemente el ángulo del volante y reducir la potencia aplicando los frenos necesarios para mantenerlo siempre en pista. Como era de esperar, el vehículo superó sobradamente todas las pruebas que la montaña le presentó.

      «Estoy acostumbrado a correr con coches en lugares como Le Mans, pero hoy estoy a 3.000 metros sobre el nivel del mar»

      BEN COLLINS

      El hombre contra la montaña

      El Inferno Challenge presenta algunos de los desafíos más duros de la naturaleza. Para superarlos, Ben tuvo que hacer uso de algunas de las tecnologías de ayuda al conductor del Range Rover Sport. El reparto de par en curva (Torque Vectoring) ayudó a inyectar la cantidad necesaria de fuerza a cada rueda en el momento exacto. El sistema Terrain Response 2 con Dynamic Mode también fue activado para asegurar que el vehículo pudiera adaptarse rápidamente al terreno que cambiaba de un kilómetro a otro. Incluso cuando el suelo se convirtió en corrientes de agua, Ben pudo usar el ajuste de Rock Crawl para mantener la velocidad del vehículo de forma controlada.

      Izquierda
      El corazón de un Land Rover es su capacidad y el sistema Terrain Response es el encargado de ella.
      Derecha
      Sobre hielo, rocas, grava, barro, tierra y hierba, el Inferno Challenge probó la capacidad deportiva del Range Rover Sport al extremo.

      Sin importar las condiciones meteorológicas

      A una altitud de 2.970 metros, el clima puede ser, cuando menos, impredecible.

      Al empezar el desafío, en la cumbre de la montaña, la temperatura era de cero grados, lo que significa que Ben y el Range Rover Sport se enfrentaron a hielo y aguanieve mientras se precipitaban por la ladera de la montaña en una pendiente del 75 %.

      Pero aún faltaban muchas sorpresas por llegar. En el camino hacia el valle de Kanonenrohr, la reducida visibilidad que provocaba la niebla y la lluvia redujeron el agarre a medida que las temperaturas aumentaban hasta llegar a los 18 ºC.

      Izquierda
      El sistema Terrain Response 2 con Dynamic Mode fue activado durante el Inferno Challenge.
      Derecha
      El reparto de par en curva (Torque Vectoring) distribuyó el equilibrio de fuerza entre las ruedas para mejorar el agarre y la dirección durante el desafío.

      No hay quien lo pare

      Con 14,9 km de terreno desigual y un clima lejos de ser ideal, el Range Rover Sport logró alcanzar la velocidad de 121 km/h en las secciones transversales de las partes más altas de la montaña y 155 km/h en la parte baja, en caminos de grava y asfalto. Como prueba de control y capacidad, quedó demostrado que puede ofrecer una potencia y una velocidad óptimas, incluso en el más exigente de los desafíos.

      Izquierda
      Con 15 km de recorrido y un descenso vertical de 2 km, el Inferno Challenge es una de las carreras más largas y desafiantes del mundo.
      Derecha
      El control dinámico de estabilidad detecta el subviraje y ajusta los frenos y la potencia del motor asegurando que el vehículo siempre toma el camino correcto en cada curva.

      Y sin perder el estilo

      Ben Collins completó la carrera en 21 minutos y 36 segundos, demostrando que el Range Rover Sport no solo cuenta con la conocida capacidad de Land Rover, sino que también puede abordar hasta el desafío más extremo sin perder el equilibrio. La gran silueta del vehículo se veía impresionante montaña abajo durante el reto y, con su interior de lujo, se puede decir que Ben logró su objetivo al más puro estilo Range Rover.

      Busca #DrivenChallenges y descubre más sobre el desafío.

      Izquierda
      El Range Rover Sport ha sido diseñado para nuevas alturas.
      Derecha
      El Range Rover Sport lo que quiere es que lo mires.
    1. RANGE ROVER SPORT

      Descubre el Land Rover más ágil y dinámico.

      RANGE ROVER SPORT, EL LAND ROVER MÁS ÁGIL Y DINÁMICO

      El Range Rover Sport se ha ganado la letra "S" de la palabra "SUV" (Sport Utility Vehicle). Se trata de un vehículo que lleva nuestra gama de modelos a otro nivel y sin duda es el Land Rover más ágil, dinámico y activo de Land Rover.

      DESCUBRE EL RANGE ROVER SPORT
      CONFIGURA EL TUYO

      Solo tienes que elegir un modelo y empezar a diseñar tu Land Rover ideal. Podrás admirar tu obra desde cualquier ángulo de visión y guardarlo para ajustar tus preferencias siempre que quieras. Cuando lo tengas listo, puedes compartirlo con tus amigos o enviárselo a tu distribuidor.

      CONFIGURA EL TUYO
      SOLICITA UNA PRUEBA DE CONDUCCIÓN

      Tienes la oportunidad de sentarte al volante de un Land Rover y probar una increíble experiencia off-road.

      SOLICITA UNA PRUEBA DE CONDUCCIÓN

Jaguar Land Rover Limited: Registered office: Abbey Road, Whitley, Coventry CV3 4LF. Registered in England No: 1672070

Estas cifras son el resultado de las pruebas oficiales del fabricante de acuerdo con la legislación de la UE. El consumo real de un vehículo puede ser diferente del obtenido en dichas pruebas. Estas cifras sirven solo como referencia comparativa.